Según informa la misma CNN, el presidente norteamericano en una sesión de prensa cerrada con periodistas en el Despacho Oval de la Casa Blanca realizó comentarios insultantes llenos de desprecio hacia la patria de los inmigrantes. Donald Trump preguntó ¿Para qué queremos a toda esa gente de países de mierda viniendo para acá?”, según fuentes consultadas por la cadena norteamericana.

Uno de los asistentes a la reunión afirmó que el mandatario norteamericano había manifestado así su descontento con la política migratoria norteamericana preguntándose “¿para qué queremos haitianos y más africanos en EE.UU.”? Asimismo, manifestó su deseo de que llegue más gente de países como Noruega.

Lo que calla este singular personaje es que los países de los que escapan los haitianos y africanos están sumidos en la miseria a causa de la política de intervención norteamericana en esas regiones. Hace poco más de un siglo el país caribeño fue invadido por el ejército estadounidense en 1915 manteniéndose la ocupación hasta 1934. El objetivo de la presencia yanqui en ese territorio no era otro que salvaguardar los intereses de las corporaciones imperialistas en el lugar.

La misma historia se ha repetido a lo largo del siglo pasado y del actual. Los países africanos y otros, que ya habían sufrido la explotación colonialista de Gran Bretaña, Francia y alguna que otra insignificante potencia regional como Bélgica y Holanda, fueron en varias ocasiones agredidos directa o indirectamente por EE.UU. como Somalia en 1993 o Sudán en 1998.

Esos países “de mierda”, como los denomina el lumpen magnate de la Casa Blanca, se encuentran en tal condición debido al martirio ocasionado por el poderío imperialista ahora en manos de un primate que en cuanto abre la boca no hace más que demostrar ignorancia.

Al presidente que hoy tiene en sus manos el país más poderoso del mundo se lo podría acusar de fascista por sus dichos. Sin embargo, su existencia es tan miserable que fascista le queda corto. Es también un simple idiota que demuestra lo que sucede cuando un empresario se hace cargo de las riendas del país.

Foto Gage Skidmore

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here