Hace unas semanas atrás en Chile un grupo de mujeres hicieron una performance con los ojos vendados de negro, una coreo colectiva y cánticos contra la violencia machista ejercida en todo el continente y en todas las áreas.


Ni la culpa no era mía ni donde estaba ni como vestía… es sólo una parte de la protesta que se hizo viral y tuvo réplicas en ciudades de la región y europeas como Madrid, Barcelona, Londres y París.
También éste reclamo legítimo, de las mujeres en particular, y de todos los indefensos ante las bestias en general, fue objeto de memes burlonas, por ejemplo en el vestuario del Club América de Méjico algunos jugadores se burlaron de la coreografía de les manifestantes. Los directivos de aquella institución deportiva más tarde sancionaron a los pinches pendejos machirulos.
El Estado que no garantiza los derechos de sus ciudadanos está condenado a la barbarie, a que miles de niños queden huérfanos, que las víctimas sean maltratadas en las instituciones donde van en busca de soluciones y no la encuentran porque abundan jueces que prefieran no mirar no escuchar, y sólo condenar a las víctimas.
Claro que el Estado ausente es cómplice del monstruo que viola y mata a sus víctimas, y toda aquella persona que señala a la víctima con el dedo índice porque “estaba donde no debía estar”, “la ropa era muy provocativa”, “era muy tarde y andaba sola”. Inunda en las redes esos pensamientos opresores, hijos de una educación patriarcal.
En está parte del mundo la resistencia de los pueblos originarios tiene 5 siglos, la de las víctimas del patriarcado desde el Génesis. Pero ya es hora de terminar con ese odio estatal, corporativo, académico, familiar.
En América Latina la violencia machista se ejerce aún cuando la víctima ya no está presente.
Basta de esos pensamientos que pueden parecer triviales pero no lo son. Desde políticas públicas, los medios tradicionales y en sociedades de Fomento se debe trabajar para acabar con la prepotencia patriarcal.
LasTesis como otras agrupaciones feministas denuncian al sistema opresor que las quieren tener sumisas.
Defendamos lucha de las mujeres, porque la lucha feminista es la lucha por un mundo más respetuoso.

#NiUnaMenos
#AbajoElPatriarcado
#AmericaLatinaEsFeminista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here