El gobierno nacional a través de un decreto de necesidad y urgencia modificó la ley de financiamiento educativo. Además eliminó la paritaria nacional docente, fijó el salario básico docente en 20% por encima del mínimo vital y móvil y modificó el número de representantes de cada sindicato en futuras negociaciones.

DNU 52/18 : el gobierno intenta decretar el fin de la lucha docente y avanzar con el ajuste

Esta medida autoritaria fue repudiada por el conjunto de los trabajadores de la educación. Desde CTERA (Confederación de los Trabajadores de la Educación de la República Argentina) denunciaron este nuevo ataque: “viola la ley de asociaciones sindicales y contradice los postulados de la OIT(Organización Internacional del Trabajo) con respecto a la libertad sindical y la negociación colectiva” apuntaron desde el gremio docente con mayor número de afiliados, más de 420.000, en el país.

Por supuesto, desde el Ministerio de Educación de la Nación defendieron esta medida contra los trabajadores: “no es contra nadie- declaró el ministro Finocchiaro- garantiza el normal funcionamiento de un convenio marco, con la participación igualitaria de todos los sindicatos docentes”.

Con respecto a estos argumentos los sindicatos se pronunciaron en forma clara. Desde el Sute Mendoza se emitió un comunicado al respecto: “la medida ataca criterios básicos de representación democrática, para debilitar a nuestros sindicatos. En este Decreto Reglamentario, se elimina la discusión salarial nacional de las paritarias, continuando el camino de fragmentación provincial del sistema educativo. Ese camino que destruyó el sistema único nacional, profundizando inequidades en el derecho a la educación según los presupuestos y realidades de cada provincia y que no se revirtió tampoco en gobiernos anteriores”.

“Ahora, cada sindicato nacional tendrá un representante, sin importar su cantidad de afiliados y representatividad real. De esta manera, se vulnera la representación real de mayorías y minorías para generar un escenario más propicio al gobierno durante las negociaciones. El gobierno es juez y parte, modificando las reglas de juego a su beneficio.
Seguimos levantando la bandera por un sistema educativo único y nacional, público, gratuito y laico. Por paritarias libres y sin techo”.
Y concluye: “la lucha nacional es una tarea ineludible. Este año, debemos superar la lucha aislada por provincias y avanzar en una gran lucha nacional”.

Al ser consultada sobre el tema Carolina Defilippi miembro del Secretariado Ejecutivo del gremio cuyano sostuvo:

– Para avanzar con la Reforma laboral que Macri pretende impulsar en los próximos meses, necesita eliminar una de las herramientas conquistadas por la lucha de los trabajadores: la paritaria. Así mismo no es menos importante que haya comenzado por el sector docente, cuya negociación viene siendo utilizada por los gobiernos para condicionar los acuerdos con el resto de los sectores de trabajadores del país.

CD:¿Cual es la respuesta que deben dar los trabajadores y sus organizaciones?

– La reforma Laboral es un ataque al conjunto de la clase trabajadora. Por ello, hoy más que nunca, es imprescindible la unidad y solidaridad, exigiendo entre otras cosas el cese de la persecución y la libertad a todos los presos por luchar.
Es fundamental comenzar a discutir en cada lugar de trabajo la necesidad de impulsar un congreso de delegados de base para exigirle a las conducciones sindicales y especialmente a las nuevas direcciones antiburocráticas que se pongan a la cabeza de un plan de lucha unificado que le imponga a las centrales sindicales un paro general ya.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here